Cómo limpiar el espejo del baño

consejos limpieza cristal

Consejos para limpiar el espejo de un baño con éxito

A todos nos gusta vernos en un espejo por las mañanas. Son pocos los espacios de baños que veremos sin un espejo. En este área, el espejo es más que un elemento de vanidad, lo empleamos para asegurarnos del correcto aseo, y sirve de aliado para aquellos que siempre buscan estar bien. Pero ¿de qué manera asegurarnos que este elemento siempre contará con una correcta limpieza?

En este post, como empresa de limpieza daremos consejos para ayudaros a mantener limpio el espejo del baño.

Las herramientas correctas

¿Qué elementos son los necesarios para mantener en buen estado el espejo de un baño? Antes de empezar con la acción, debemos tener en cuenta los elementos que necesitaremos. Antes que todo será necesario un paño suave, una hoja de periódico, vinagre blanco, agua, y algún detergente con olor. También hay excelentes productos limpiacristales que podrían ser de ayuda.

Método de limpieza

Primero podemos contar con un recipiente para limpiar la bayeta, en caso tal de que el cristal se encuentre muy sucio. Si el mismo se encontrase en estas condiciones, lo recomendable seria, limpiar antes con un trapo seco para eliminar partículas como el polvo, una vez limpiadas, puede humedecerse la bayeta y proceder a limpiar la superficie con un poco agua y vinagre. Como el olor del vinagre es fuerte, se recomienda echar un chorro de limón natural para otorgar un aroma fresco.

También puede colocarse con un atomizador directamente el producto. Luego frotar hasta otorgar brillo al espejo.

Otra hoja de papel seca debe usarse para pulir la superficie, el mismo debe asegurarse que no desprenda color para evitar manchas. También puede utilizarse una escobilla de goma para secarlo (en caso de no querer usar papel).

Trucos caseros para limpieza de espejos

Otra forma de limpiar los cristales seria con alcohol isopropílico, el alcohol puede aplicarse a un paño y con el mismo se puede limpiar de manera adecuada estas superficies. Otra manera posible, es con enjuague bucal o te frío. Cualquiera de estos métodos garantiza una limpieza integra y son instrumentos que fácilmente pueden encontrarse en el hogar.

Desempañar el espejo del baño

En ocasiones un espejo puede llegar a empañarse por acción del agua caliente, este hecho puede impedirnos usar con regularidad nuestra espejo de baño, para solucionar este hecho, podemos usar un secador de cabello, y pasarlo cerca del espejo. También podemos usar un paño de tela que nos permita quitar el resto de humedad.

Mantenimiento continuo del baño

La limpieza continua será la clave para evitar tener un espejo que sufra daños por la humedad o suciedad. El espejo debe limpiarse al menos una vez a la semana para procurar evitar que la suciedad se acumule en el mismo.

Más información

Puede que ésto te interese